Scroll to top
es

Cómo influye el marketing en el lenguaje del consumidor


Diana Lefler - abril 12, 2019 - 0 comments

De vez en cuando me planteo cosas… ¡así a lo loco! ¡y con todo lo que tengo que hacer! Pues sí, me gusta intentar responder cuestiones que desconozco para después rebozarme en el barro de mis propias hipótesis, revolcarme en la incertidumbre de lo desconocido, ensuciarme bien las manos y a veces, muchas veces, quedarme como empecé, sin una conclusión definitiva.

¡Así surgió este post!

¿Influyen las tendencias de consumo en el lenguaje de la calle?

Uno de mis deportes favoritos es el “Street Active Listening”. Un deporte de alto riesgo que consiste en pasear por tu ciudad mientras pones tus pantallas auditivas al máximo rendimiento para que capten cualquier conversación o comentario interesante que pueda activar tu imaginación. Digo que es de alto riesgo porque puedes tener mala suerte y que todo lo que pesques en una tarde sea soso, aburrido y muy poco original con la consiguiente frustración y pérdida de tiempo.

Recientemente, en una de estas salidas, picó el anzuelo de mi curiosidad algo que me resultó gracioso y desembocó en el planteamiento de algunas hipótesis que te contaré. Ese día estuve andando un rato al lado de dos chicas que charlaban animadamente. Al principio, no presté demasiada atención, sin embargo, a los pocos minutos una de ellas dijo: “Es que me cae fatal, se te queda mirando con esa cara de apio…” y pensé ¿cara de apio? ¿En serio? ¿Dónde quedaron aquellos deliciosos insultos con los que liberabas la rabia y el mal rollo? Y de ahí surgieron más preguntas.

¿Es posible que la moda de la comida sana y el aumento del consumo de productos ecológicos influya en nuestro vocabulario? ¿Podría ser que el lenguaje publicitario calara tan profundo en las personas que nos hiciera adoptar expresiones modificando las de toda la vida? ¿La chica que compara con un apio será vegetariana, ecológica, millennial…?

Buscando respuestas 

Según el último estudio de Nielsen 360 (febrero de 2017) los pilares responsables del crecimiento en el consumo fueron principalmente la Salud, los productos Premium, la Conveniencia y Adaptabilidad y la Sostenibilidad. Con respecto a la Salud, que sería el área donde incluiríamos a nuestra hipotética consumidora de productos ecológicos, el 45% de los consumidores españoles afirma que quiere productos más saludables.

El artículo “El consumo responsable incrementa las ventas de productos ecológicos” publicado por el medio digital ED Economía Digital añade que desde el año 2015 el consumo de productos ecológicos viene aumentando progresivamente marcando una tendencia a la alza  en una población cada vez más generalizada. Cualquiera puede darse un paseo por grandes superficies o supermercados y comprobar que estos productos son cada vez más accesibles al gran público, con precios más económicos y al alcance de la mayoría.

Otros datos menos formales pero igualmente válidos para tener una idea de los gustos e intereses de miles de personas en relación al mundo de la salud y la comida sana, los he encontrado en ciertas cuentas de Instagram relacionadas con el consumo alimenticio y la vida saludable. Son muchas las personas que hablan sobre estas temáticas en sus perfiles sociales y muchos los ejemplos que he encontrado en las redes donde comprobar el alto grado de interés y engagement de la audiencia con ellas. Me ha llamado la atención  @beingbiotiful. Esta mamá apasionada de la alimentación orgánica y vegetariana tiene compartidas más de 3.000 publicaciones con un total de 28,7k seguidores, lo que significa que más de 28.000 personas están interesadas en sus fabulosas imágenes de alimentos sanos, sus deliciosas recetas o sus menús saludables basados en el Batch Cooking.

Más relaciones curiosas entre el lenguaje y otros sectores de consumo

Otros comportamientos actuales de consumo en áreas como las Redes Sociales, Televisión a la carta y los Videojuegos establecen un vínculo evidente entre estas conductas y el uso de una jerga propia que comienza siendo exclusiva de unos cuantos frikis de la materia para convertirse en poco tiempo en un lenguaje bastante extendido en la sociedad.

Utilizar “gamer” para referirte a un amante de los videojuegos o “loser” para hacerlo a un perdedor no sonará nada descabellado hoy en día. Así mismo, palabras o expresiones como postureo, trolear, esto tiene un snap, twittear, ser un influencer, un youtuber o shazamear una canción son dichas y escuchadas a diario por todos nosotros debido al uso masivo que hacemos de las redes sociales.

El consumo de Televisión a la Carta también ha popularizado términos que beben de las series más virales como Juego de Tronos, con expresiones tales como “Se acerca el invierno” para decir que se te avecina un problema o “No sabes nada Jon Nieve” para transmitir la idea de que el otro es un principiante en la materia sobre la que se está hablando.

Peter Griffin de “Padre de familia” también ha popularizado citas del tipo “Zas en toda la boca”.

Conclusiones

Como advertía al inicio, muchas veces me embarco en un mar de dudas sin llegar a buen puerto, sin embargo, en esta ocasión creo que es bastante evidente la relación que existe entre hábitos de consumo y el lenguaje de la calle. Y de echo, no me sorprende en absoluto ya que somos lo que comemos, pero también lo que vemos y escuchamos.

¿ Y tú que opinas? ¿ Has notado cambios en tu forma de hablar que puedan estar relacionados con lo que comes? ¿Usas a menudo frases de series? ¿Qué desternillante insulto vegetal te gustaría usar en el próximo atasco?

¡Recuerda! Cuéntamelo todo, súmate a la ola del #streetactivelistening y deja tus comentarios.

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *